Cómo seguir la carrera

 

La salida de la prueba podrá verse desde el punto 1, situado justo enfrente del Pabellón de Deportes. Permaneced en este mismo sitio algunos minutos más puesto que los atletas darán una vuelta inicial de algo más de un kilómetro y volverán a pasar por este lugar.

A continuación, los espectadores que quieran ver correr a sus familiares y amigos y cómo va la carrera podrán desplazarse al punto 2 que está situado en la calle Nieves (desde su cruce con la calle Ramón y Cajal hasta la Plaza de España). Para llegar hasta aquí, los atletas habrán recorrido aproximadamente 3 kilómetros desde su segundo paso por la salida, por lo que el primero de ellos tardará algo más de 10 minutos. Lo mejor es que vosotros vayáis por la calle Correos y luego por la calle del Cristo.

Como siguiente referencia tenemos dos puntos distintos para elegir:

  • El punto 3A está situado en el Castillo de Dña. Berenguela, a unos 5 minutos andando del punto 2. Los atletas habrán recorrido aquí unos 6 kilómetros desde el punto 1, por lo que tardarán bastante en llegar (unos 20 minutos el primero de ellos). Las ventajas que presenta este punto es, en primer lugar, que está muy cerca de la meta para poder ir luego a ver el final de la carrera y, en segundo lugar, que se puede disfrutar de la estampa que ofrece nuestro estupendo castillo.

  • El punto 3B se encuentra situado en la calle de Almagro (como referencia tenéis el Cuartel de la Guardia Civil justo enfrente). Aquí habrán recorrido unos 5 kilómetros y medio desde el punto 1, así que tardarán algo menos de 20 minutos en pasar por él. Lo bueno de este lugar es que atravesando el conocido como Callejón de las monjas (peatonal) y por la calle del Centro de Salud os podéis situar en la línea de meta en menos de 3 minutos.

Puesto que son dos vueltas a un circuito urbano, por cualquiera de los puntos descritos pasarán dos veces, pero decidir cambiarse de lugar para la segunda vuelta o irse directamente a la línea de llegada para ver la entrada de los primeros clasificados ya es una decisión de cada uno de vosotros.

¡Ah! se me olvidaba, en ningún momento dejéis de animar a los corredores puesto que vuestros aplausos son los que les hacen sentir que no están solos en su esfuerzo.

Gracias.